Awinnerpick

El mejor blog de apuestas deportivas

Diccionario de las apuestas

 

  • ALL IN: tipo de apuesta en la que decidimos apostar todo nuestro dinero o bankroll a un único pick o evento. Se trata de una opción que no se aconseja para nada utilizar en el mundo de las apuestas deportivas y del que solo se debería hacer uso en determinados casos específicos (por ejemplo cuando alguien quiere hacer un reto específico para, partiendo de un pequeña cantidad, llegar a un bankroll objetivo determinado, etc.).
  • BANKROLL: También llamado vulgarmente bank. Es el total de dinero del que disponemos en nuestra casa de apuestas y que se compone del dinero invertido para apostar y de los beneficios que se van acumulando al mismo.
  • BOOKIE: se trata de aquella persona o empresa que ofrece o facilita las apuestas deportivas. Vulgarmente se suele denominar así a las casas de apuestas.
  • CUOTA: es el precio al cual se paga nuestra apuesta y por el que multiplicamos la cantidad apostada. En el caso de las combinadas suele ser el resultante de multiplicar entre ellas las cuotas de todos los picks o pronósticos seleccionados.
  • COMBINADA: Es la apuesta resultante de combinar varios resultados de diferentes eventos deportivos multiplicando las cuotas correspondientes a cada resultado entre ellas para formar una cuota final. Son más complicadas de ganar que las apuestas simples, ya que se reducen las posibilidades de acertar a medida que seleccionamos más eventos pero el beneficio que se obtiene en ellas es mayor. Para considerar ganadora una apuesta de este tipo hay que acertar todos los resultados por los que se ha apostado.
  • DNB (Draw No Bet o Empate No Apuesta): Se trata de un tipo de apuesta en la que el empate no cuenta para el pronóstico escogido. Si se da será nulo y nos devuelven el dinero apostado. Es lo mismo que hándicap asiático +0, por lo que siempre recomiendo mirar ambas cuotas para elegir la mayor ya que a veces hay diferencias.
  • DOBLE OPORTUNIDAD: en este tipo de apuesta se puede apostar por dos de los tres resultados posibles (al contrario que en la clásica apuesta 1X2) e incrementar de esta manera nuestra probabilidad de acierto aunque sea a una menor cuota. Podemos apostar al 1X (victoria local o empate), X2 (victoria visitante o empate) o 12 (victoria local o visitante).
  • HÁNDICAP: consiste en suma o restar una determinada puntuación al marcador final de alguno de los dos equipos. Hay dos tipos fundamentales de hándicaps: el europeo y el asiático.
  • HÁNDICAP EUROPEO: con este tipo de hándicap solo pueden pasar dos cosas: o ganamos o perdemos. NO HAY POSIBILIDAD DE EMPATE. La notación suele ser -1, -2, +1, +2, etc. y como veremos más adelante son equivalentes a los -1,5, -2,5, +1,5, +2,5 de los asiáticos. Veamos un ejemplo con el partido Sevilla – Celta en el que apostamos 100 € por el pronóstico Sevilla (-1) a cuota 2,00:
  1. Si gana el Sevilla por 1 gol de diferencia (imaginemos 1-0): el resultado global nuestro sería 0-0 ya que restaríamos un gol al Sevilla y por lo tanto perderíamos los 100 € ya que en este tipo de apuesta no hay empate posible.
  2. Si hay empate: perdemos la apuesta y con ello los 100 € invertidos. Imaginemos como ejemplo que quedan 1-1, el resultado global sería 0-1.
  3. Si gana el Sevilla por más de un gol: ganamos la apuesta, es decir, 100 € de Bº. Imaginemos como ejemplo que quedan 2-0, el resultado global sería 1-0.
  4. Si gana el Celta: perdemos la apuesta y con ello los 100 € invertidos. Imaginemos como ejemplo que quedan 1-2, el resultado global sería 0-2.
  • HANDICAP ASIÁTICO: a diferencia de los anteriores, además de ganar o perder la apuesta aquí también existe la posibilidad de que ésta resulte void (nula) en caso de empate y entonces recuperaremos el dinero. Existen cuatro variantes de hándicap asiático:
  • HANDICAP ASIÁTICO 0 (HA +0): con este tipo de pronóstico nos aseguramos de que si hay un empate en el partido, éste se considera nulo y nos devuelven el dinero invertido. Equivale al DNB explicado anteriormente. Sigamos con el ejemplo del partido Sevilla – Celta: si apostamos 100 € al HA Sevilla +0 a cuota 1,50, éste será el resultado según lo que suceda:
  • Gana el Sevilla: ganamos la apuesta y obtenemos 50 € de Bº.
  • Empate: nos devuelven lo apostado, es decir nuestros 100 €. Nulo o void.
  • Gana el Celta: perdemos la apuesta, es decir los 100 € invertidos en ella.
  • HANDICAP ASIÁTICO +/- 0,5 (HA +/- 0,5): le sumamos o restamos al resultado final del partido la cantidad de 0,5 goles en el lado escogido. Imaginemos en el ejemplo anterior que en el Sevilla – Celta apostamos 100 al HA Sevilla -0,5 a cuota 2,00, podría suceder esto:
  • Gana el Sevilla: ganamos la apuesta. Si por ejemplo gana 1-0 nuestro resultado final sería 0,5-0.
  • Empate: perdemos la apuesta ya que si por ejemplo acaban 1-1 nuestro resultado final sería  0,5–1.
  • Gana el Celta: perdemos la apuesta ya que si por ejemplo acaban 1-2 nuestro resultado final sería 0,5-2.
  • HANDICAP ASIATICO +/- 1 (HA +/- 1): le sumamos o restamos al resultado final del partido la cantidad de 1 gol en el lado escogido. Imaginemos en el ejemplo anterior que en el Sevilla – Celta apostamos 100 al HA Sevilla -1 a cuota 2,50, podría suceder esto:
  • Gana el Sevilla por más de 1 gol: ganamos la apuesta con 150 € de Bº . Si por ejemplo gana 2-0 nuestro resultado final sería 1-0.
  • Gana el Sevilla por 1 solo gol de diferencia: apuesta nula o void y nos devuelven lo invertido. Si por ejemplo gana 1-0 nuestro resultado final sería 0-0
  • Empate: perdemos la apuesta ya que si por ejemplo acaban 1-1 nuestro resultado final sería  0-1.
  • Gana el Celta: perdemos la apuesta ya que si por ejemplo acaban 1-2 nuestro resultado final sería 0-2.
  • HANDICAP ASIATICO DE 1/4 DE PUNTO +/- 0,25 +/- 0,75  +/- 1,25: en estos casos la apuesta se subdivide en dos subapuestas por cada mitad del importe invertido, en las que a cada una de ellas se le suma o se le resta 0,25 respecto a la cuota escogida. Sigamos con el ejemplo del Sevilla – Celta donde apostamos 100 € al HA Sevilla -0,25 a cuota 2,25. Se subdividiría de la siguiente manera:
  1. 1ª apuesta: 50 € al hándicap HA Sevilla 0 a cuota 2,25
  2. 2ª apuesta: 50 € al hándicap HA Sevilla -0,5 a cuota 2,25

Si ponemos otro ejemplo en el que apostamos 100 € al HA Celta +1,25 a cuota 1,80, la subdivisión sería la siguiente:

  1. 1ª apuesta: 50 € al hándicap HA Celta +1,5 a cuota 2,25
  2. 2ª apuesta: 50 € al hándicap HA Celta +1 a cuota 2,25
  • HT/FT: Half time/Final Time. Se trata de apostar a lo que sucede al descanso y al final de un partido y tienes que acertar ambas para llevártela. En el ejemplo Sevilla – Celta, si quedan 0-0 al descanso y 2-0 al final del partido y hemos apostado 100 € al 1HT/1FT a cuota 2,00, perdemos los 100 €. Si por el contrario quedan 2-0 al descanso y 2-1 al final y hemos apostado los 100 €, recuperamos nuestros 100 y obtendremos 100 más de Bº. Si quedan 0-0 al descanso y 1-2 al final del partido solo ganaremos la apuesta si hemos apostado al xHT/2FT.
  • H2H: Head to Head. Se suele utilizar esta expresión por las casas de apuestas cuando en un evento se enfrentan dos oponentes y nosotros tenemos que determinar cual de ellos gana o queda mejor clasificado respecto al otro. Es muy típico en F1 (quien quedará mejor en la carrera Alonso o Hamilton) o en fútbol (quien marcará más goles Cristiano o Messi).
  • LAY: Significa apostar en contra de un resultado. Este tipo de apuestas se puede realizar en muy pocas casas siendo la más conocida de ellas Betfair. Aquí el concepto cambia por completo ya que el riesgo máximo de pérdida no es la cantidad invertida en la apuesta sino el resultado de la misma y el beneficio a obtener en caso de ganancia es la cantidad apostada. Lo vamos a explicar con el ejemplo que venimos utilizando hasta ahora del Sevilla – Celta: Si creemos que el Sevilla no va a ganar y la cuota al lay del Sevilla es de 3,00 significa que si apostamos 100 €, esos mismos 100 € van a ser el Bº máximo que vamos a conseguir en el caso de que empate o gane el Celta. Por el contrario, si gana el Sevilla en contra de lo que pensamos, la cantidad que perderemos será               de 200 €, que es el resultante de (100 € * 3,00) – 100 €.
  • LIVE: Dícese de las apuestas que se hacen en directo mientras se disputan los partidos y los presenciamos. Las cuotas se van moviendo en función del resultado de los eventos y suele haber un diferimiento de unos 5-10 segundos aproximadamente a la hora de entrar para evitar ventajas por determinados lances de los partidos (penalty, tarjetas, goles, etc.). Hay muchísimas maneras de seguir los encuentros, a mí particularmente me gustan mucho las aplicaciones “Futbol24” y “MisMarcadores” para seguir los pronósticos realizados.
  • OVER/UNDER: tipo de apuesta que generalmente suele hacer referencia a si en un evento habrá más de una cantidad determinada de goles (OVER) o menos (UNDER). No obstante, también los hay de número de tarjetas en un partido, de córners, de faltas cometidas, de sets ganados en tenis por ejemplo, etc., etc., etc. El corte de este tipo de apuestas suele ser de 0,5 para que quede claro a lo que estamos apostando. Por ejemplo: apostar al over 2,5 goles en el Sevilla – Celta significa que ganaremos la apuesta si hay 3 o más goles en el partido y la perderemos si hay 2 o menos.
  • PICK: se trata de la apuesta escogida para el partido seleccionado. Es la predicción que hace una persona sobre un evento deportivo y decide publicarla en algún medio de información como pueden ser diarios, blogs o foros. Cumplen la misión de ayudar a otras personas a la hora de realizar una apuesta para un evento, que pueden copiar el pick tal cual o bien tomarla como referencia para hacer la suya propia.
  • PUSH: Se trata de un empate. Ninguno de los dos lados gana y todo el dinero nos lo devuelven.
  • ROLLOVER: cuando abres cuenta por primera vez en una casa de apuestas te suelen dar un bono gratis de bienvenida que puede ser de varias maneras, siendo la más habitual doblar la cantidad inicialmente invertida por el usuario. Pues bien, el rollover no es más que las condiciones que impone esa casa de apuestas a los nuevos usuarios a la hora de poder empezar a retirar el dinero si han hecho uso de ese bono. Normalmente esas condiciones suelen hacer referencia a las veces que el usuario tendrá que apostar la cantidad inicialmente invertida + la cantidad recibida en ese bono de bienvenida antes de poder retirar cualquier cantidad de dinero. Otra condición muy habitual que ponen las bookies es por ejemplo que la cuota de las apuestas realizadas para que sirva para el rollover sea superior a 1,50, por ello es fundamental leer bien todas las condiciones generales de los bonos antes de decidirse por  cualquiera de ellos.
  • STAKE: es uno de los conceptos básicos de todo este mundillo. El stake es el grado de confianza que depositamos en una determinada apuesta y que en la práctica se traduce en el número de unidades de nuestro bankroll que vamos a invertir en la misma. Recalco que el stake es algo muy personal, cada uno es libre de usarlo como quiera. No obstante, y para evitar aquellos días malos que todo apostador tiene, se recomienda fervientemente no sobrepasar jamás el 5 % de nuestro bankroll.
  • Normalmente el stake se mide en escala del 1 al 10 y según el bankroll con el que trabajemos definiremos nuestra unidad de stake. Si trabajamos con un bankroll amplio, lo aconsejable es que stake 1 sea el 0,5% de nuestro bank y así sucesivamente subiremos un 0,5 % cada vez hasta llegar al stake 10 (confianza máxima), que no deberá superar nunca el 5 % de nuestro bank.

Para que sirva de referencia, vamos a entrar al detalle a cada stake:

  1. Stake 1-2 (stake bajo): se debe utilizar para apuestas muy complicadas donde la cuota tiene valor por ser muy alta. Ejemplos de ello podrían ser líneas de goles muy altas, apostar a no favoritos en fútbol o tenis, etc.
  2. Stake 3-4 (stake medio): se debe utilizar para las apuestas normales o estándar ya que ves valor en ellas en base a las cuotas que tienen asignadas y crees que hay más posibilidades de acertarlas que de fallarlas.
  3. Stake 5-6 (stake medio/alto): se debe utilizar para las apuestas en las que tenemos una confianza enorme, vemos valor en la cuota y hay algún condicionante adicional que hace que nos inclinemos aún más por ellas (bajas, lesiones, condiciones meteorológicas, si uno de los dos se juega más que el otro, etc.)
  4. Stake 7-8 (stake alto): se debe utilizar para las apuestas que vemos prácticamente improbable que no salgan. Suele utilizarse para grandes oportunidades en las que vemos que vamos a sacar la ganancia en el 80-90% de los casos.
  5. Stake 9-10 (full stake o stake muy alto): antes de explicarlo hay que recordar que no hay ninguna apuesta segura salvo error de la casa de apuestas o información de primera mano (y cuidadito con esto). Solo se debería usar cuando tenemos la certeza casi absoluta de que no vamos a fallar, bien porque tengamos información de un posible amaño o bien porque haya resultados muy previsibles como por ejemplo que en las últimas jornadas a ambos contendientes les interese un empate o que uno se juegue todo y el otro nada. Desconfiad de aquel apostador que haga mucho uso de este stake, ya que lo estará utilizando como gancho para captar más followers o seguidores. Fallar un stake 9 o 10 está muy mal visto por todo el mundo.
  • SUREBET: Apuesta segura. Este tipo de apuestas se consiguen cuando uno controla las cuotas de todas las casas de apuestas hasta encontrar una combinación de cuotas que hace que cubramos todas las posibilidades de un evento determinado hasta sacar un beneficio, que suele ser muy pequeño.

Pongamos un ejemplo: En la casa de apuestas A y en el partido Nadal-Federer se paga la victoria de Nadal a 1,75 y la de Federer a 2,40. En la casa de apuestas B y en el mismo partido se paga la victoria de Nadal a 1,85 y la de Federer a 2,30. Lo primero que haremos será comprobar que estamos ante una surebet comprobando que la suma de dividir por 1 ambas cuotas es inferior a 1: (1/1.85) + (1/2.40) = 0.540 + 0.416 = 0.956 < 1. Ahora supongamos que disponemos de 100€ para apostar. Apostaremos de la siguiente manera (redondeo los decimales para no liarlo demasiado):

– Apostamos 54€ por Nadal en la casa de apuestas B con una cuota de 1,85.

– Apostamos 42€ por Federer en la casa de apuestas A con una cuota de 2,40.

¿Qué ocurre al finalizar el partido?

Si gana Nadal la casa de apuestas B nos pagará 100€ (54€ x 1,85). Si gana Federer la casa de apuestas A nos pagará 100€ (42€ x 2,40). Nos da igual quien gane y quien pierda, una u otra casa de apuestas nos pagarán 100€ y como solamente apostamos 96€ (54€+42€) nos queda un beneficio de 4€.

  • TIPSTER: persona cualificada en mayor o menor medida para realizar pronósticos de eventos deportivos. Puede publicar sus pronósticos altruistamente en webs, blogs o redes sociales (vulgarmente se les llama free), o bien puede ofrecerlos a cambio de algún tipo de compensación económica (vulgarmente se les llama premium).
  • TRIXIE: es un tipo de apuesta combinada donde el apostador escoge 3 pronósticos de los cuales se forman 4 apuestas: 3 apuestas combinadas de dos pronósticos cada una de ellas y una apuesta combinada de los 3 pronósticos. Para obtener una ganancia deberá acertar al menos 2 de los 3 pronósticos. El importe de la ganancia depende del número de pronósticos correctos.
  • UNDERDOG: También llamado outsider. Es lo contrario al favorito, es decir, aquel que tiene muy pocas probabilidades de ganar.
  • VALUE: decimos que una apuesta tiene value o valor cuando consideramos que la cuota ofertada por la casa de apuestas para ese evento es superior a la que nosotros consideramos en base a nuestros conocimientos. Podríamos definirlo para que se entienda como una apuesta muy bien pagada.
  • YIELD: otro concepto básico en este mundo de las apuestas. El yield es el rendimiento obtenido por un apostante, que se mide por la relación entre las unidades ganadas y las unidades apostadas, dándonos de esa forma el porcentaje del rendimiento de sus apuestas realizadas.También se le suele definir como el beneficio medio en términos porcentuales que obtiene un tipster por cada unidad de stake apostada.

         % Yield = (Beneficio Neto/Total apostado) * 100

Se acostumbra a decir que un yield del 5% es suficiente como para decir que un tipster es bueno. De un 5 a un 10% ya sería muy bueno y más de un 10% se considera un tipster excelente.

Ahora vamos a poner un ejemplo de cómo calcular el yield. Un apostador ha realizado 100 apuestas en las que apostó 500 unidades. Con esas unidades apostadas recibió 550 unidades por lo que su beneficio es el siguiente:

          Bº Neto= Unidades Ganadas – Unidades Apostadas = 550 Uds – 500 Uds = 50 Uds. 

Por lo tanto, ya tenemos los dos valores que necesitamos para calcular el yield, que son el beneficio neto (50 uds) y las unidades apostadas (500 uds):

         %Yield = (50 / 500)*100 = 0,10*100 = 10 %

¿Cómo interpretamos este 10% de yield?

Muy sencillo. Con este valor sabemos que en un largo plazo el rendimiento que nos debería de dar ese Tipster (apostador) va a ser de 10 unidades de beneficio por cada 100 unidades que apostemos.

Ej.: Si nuestra unidad son 10€ y tenemos un 10% de Yield estaremos ganando 100 € de cada 1.000 € apostados